El canario del clima (2). Corrientes marinas

Igual que la atmosfera, los océanos son un continuo, es decir todo esta interconectado. Los cambios en las corrientes marinas requieren de más tiempo para ser perceptibles pero están ahí.

En nuestro caso la corriente del atlántico norte es la que hace de nuestro clima algo único en nuestras latitudes. Esta circulación une los océanos principales y juega un papel importante en la transferencia de calor desde el ecuador hasta los polos. Es causada por la diferente densidad de agua de mar causada por la temperatura y la salinidad.

Las cálidas corrientes superficiales de viento fluyen hacia el Ártico en el hemisferio norte, enfriándose por el camino. Finalmente, se hunden en las altas latitudes y el agua fría más densa fluye a las cuencas oceánicas.

Si el agua no se enfría lo suficiente, no se hundirá y la circulación se descompondrá con posibles efectos catastróficos. El efecto aumentaría si el hielo marino y el hielo continental (icebergs, glaciales…) del Ártico se derritieran y se añadiera agua dulce al mar ya que eso disminuiría su salinidad haciendo dicha corriente aún menos densa y más proclive a no hundirse.

Que pasaría si la termoclina colapsara, por suerte para mí alguien ya ha pensado en ello así que si queréis más información sobre el tema os recomiendo leer este paper, no acaba bien para nuestra costa…

6b_northatldrift
Gráfico cortesía de BAS