Ya casi estamos, 2017/08/11

Por fin hemos tocado hielo, algo que en el año anterior pasó casi tan solo a los 4 días de dejar puerto este año nos ha costado una semana de navegación. Con esto ya podemos intuir lo que nos espera más adelante.

Pasada la tormenta seguimos preparando nuestras operaciones de campo. Matthieu y Simon siguen con los preparativos para la IAOOS, Lovro sigue con las pruebas en seco de sus sistemas y yo reviso los míos. Joo-Hong, nuestro líder en las actividades sobre el hielo, sigue lanzando globos sonda para estudiar la atmosfera cada seis horas.

DSCF3018
CTD en acción

La actividad científica de KOPRI no se limita al hielo o a la atmosfera, como en cualquier otro buque oceanográfico que navegue a latitudes más usuales la tripulación aprovecha las estaciones intermedias para caracterizar el océano.

La característica más común de cualquier campaña oceanográfica es la de muestrear una columna vertical de agua, donde se analiza la composición de esta y se toman muestras a diferentes profundidades. El aparato se conoce comúnmente como CTD y se compone de un bloque de sensores electrónicos que toman Conductividad Temperatura y Profundidad (Depth) además de una serie de botellas actuadas remotamente que toman una muestra de agua a una determinada profundidad. El problema és que el CTD a bordo de un buque es solo una fotografía instantánea del mar. Para tomar una serie de fotografías espaciadas en el tiempo se necesita otro tipo de “animal”.

En el entorno oceanográfico, ese “animal” es el fondeo. Un fondeo puede ser tan complicado como se requiera, puede incluir una serie de instrumentos fijos, un perfilador móvil, etc… Normalmente un fondeo analizará el agua durante un periodo de tiempo determinado (hasta que sean recogidos durante la siguiente campaña del RV Araon, en este caso un año).

Los fondeos nos permiten superar esta escala temporal, pero requieren ser recogidos ya que no re-transmiten la información que recogen y el problema es que no siempre pueden ser recogidos, por motivos logísticos o técnicos. Aun así la cantidad de información a ganar cubre con creces el riesgo de perder esos equipos y es sin duda alguna la manera más barata de obtener dicha información.